A más contratación, más accidentes en el trabajo. La recuperación del empleo en 2015 ha influido en el aumento de la siniestralidad laboral en ese mismo periodo.

En concreto, según las conclusiones del último informe de la mutua Asepeyo, los accidentes de trabajo con baja médica crecieron en 2015 un 5%. En términos generales, se considera accidente laboral a todo aquel que sufre el empleado mientras ejecuta su actividad o en el trayecto a su lugar de trabajo.

Desde Asepeyo, han realizado una radiografía de la siniestralidad laboral del pasado año. Entre las conclusiones, destacan que el 92% de los empleados no sufrió ningún accidente de trabajo el pasado año, mientras que el 1% sufrió el 25% del total de accidentes con o sin baja.

La experiencia de la plantilla también influye a la hora de sufrir estas eventualidades. Así, del total de accidentes registrados, el 35,4% los padecieron los trabajadores con menos de 1 año de antigüedad en la empresa.

Según el tipo de contrato, los trabajadores indefinidos y a tiempo completo representaron más de la mitad de las bajas (56,8 %), frente al 24,4 % de las bajas de trabajadores temporales.

Sobreesfuerzo y caídas

La causa del accidente más habitual fue el sobreesfuerzo, con el 38,8% de los casos, seguida de la caída o el tropiezo, con el 23,9%.

Respecto al lugar del accidente, el 71% se produjo en el centro de trabajo, seguido de lejos por la circunstancia de ir y volver del trabajo (el 12% del total son accidentes de tráfico), con el 14%. En función de la gravedad del accidente, el 99,2% fueron considerados leves.

Las partes del cuerpo más afectadas por un accidente de trabajo con baja fueron las extremidades superiores (37%). Después, se sitúan las extremidades inferiores (29%) y la espalda (17%).

Sobre la tarea que estaba realizando el trabajador en el momento del accidente, las acciones más repetidas son andar o correr (36%) y los lugares más habituales donde se suceden los accidentes son los públicos (28%)


Sobre el tipo de lesión, las dislocaciones, los esguinces y las torceduras copan el 50,69% de los daños. En segundo lugar se encuentran las heridas y lesiones superficiales (27%) y la conmociones y las lesiones internas (10,75%). sin embargo, las patologías de hombro fueron las que más duración media tuvieron.

La ‘maldición’ de los lunes

Con el 20,42% de los accidentes, el lunes es el día de la semana que más siniestralidad laboral registra. Además, la segunda hora de la jornada laboral es donde más accidentes se producen.

Preguntado por Libre Mercado por si una de las principales causas de que el lunes sea el día donde más accidentes en el trabajo se suceden es el fraude de algunos trabajadores, que achacan a su jornada laboral lesiones sufridas el fin de semana, el director gerente de Asepeyo, Vicente Aparicio, ha admitido que sí. “Si podemos pensarlo, pero es muy difícil de detectar, aunque el algunas ocasiones muy claras lo hacemos”.

Los expertos que han participado en la presentación del informe también han admitido que las diferencias de cobertura económica entre un accidente laboral (el 100% del sueldo) y una baja por contingencias comunes (el 75%) son un incentivo para que el trabajador defraude. Además, han señalado a la rapidez de las mutuas en los diagnósticos médicos respecto a la sanidad pública como otra de las causas.

Vía: Libremercado

– Seguir leyendo: http://www.libremercado.com/2016-01-19/un-esguince-y-los-lunes-radiografia-de-los-accidentes-laborales-de-2015-1276565874/

Compártelo!