WhatsApp ha anunciado hoy que dejará de cobrar a sus usuarios y buscará generar ingresos apostando por el mercado corporativo. Ya son muchas las organizaciones que utilizan este servicio para comunicarse con los clientes, quizás por este motivo estarían dispuestas a pagar por algunas opciones premium. Pero, ¿qué le pediríamos a un WhatsApp para empresas?

La seguridad es uno de los puntos débiles del programa y es un aspecto básico para las empresas, tanto a nivel interno, como en las conversaciones con los clientes. Asegurarnos que dichas conversaciones quedan en el ámbito de los interlocutores implicados es básico simplemente para que la empresa se plantee pagar por este sistema de mensajería.

A la vez tenemos que implantar un servicio con un sistema de archivo y búsqueda de las conversaciones a través de las cuales las empresas puedan tener un histórico adecuado de las comunicaciones con los clientes. De esta forma no perdemos información por mucho tiempo que haya pasado.

A la vez se la integración del servicio con otras herramientas es clave. Correo electrónico, herramientas de atención al cliente o reporte de incidencias de help-desk, CRM, etc. En definitiva todo lo necesario para que se integre adecuadamente junto a otros canales, también en redes sociales que ya utiliza la empresa.

Lo cierto es que a nivel interno ya existen grandes herramientas que pueden ser de gran ayuda para las empresas. La gran baza de WhatsApp son sus 900 millones de usuario, donde aquí sin duda es la app más universal.

Vía: Pymes y Autónomos

Compártelo!