Cuando el Padre se equivoca

El Colegio Oficial de Gestores Administrativos de Galicia alertó hoy de que nueve de cada diez de los borradores de la declaración del IRPF presentados en lo que va de campaña son incorrectos, lo que puede provocar que un asalariado medio se vea obligado a pagar a Hacienda 2.000 euros más de lo que le correspondería.

En un comunicado, la entidad colegial instó hoy a los ciudadanos, cuando todavía faltan 30 días para el fin de la actual campaña, a que acudan a un experto para que compruebe el borrador.

El colegio indicó que la incorrección de los borradores viene dada, en muchas ocasiones, por el desconocimiento por parte de Hacienda de las circunstancias personales de los contribuyentes.

Así, los cambios en el estado civil o la entrada o salida de los hijos del hogar pueden suponer una variación en el resultado de la declaración, pero en la mayoría de las ocasiones la Agencia Tributaria no los consigna en los borradores.

La mayoría de estos documentos obvian el 90 por ciento de las deducciones que se aplican en cada Comunidad Autónoma, en este caso Galicia, entre las que se encuentran el pago de guarderías, cuidados infantiles, alquiler de vivienda habitual, instalación de internet en los hogares, donativos, cuidados de personas dependientes con un grado de minusvalía superior al 65% e inicio de actividad, entre otras.

Otra ausencia habitual en los documentos facilitados por Hacienda son los pagos a sindicatos o la afiliación a colegios profesionales, y tampoco recogen muchos datos de las cuotas de autónomos de los trabajadores por cuenta ajena que son deducibles.

Debido a estos errores, un asalariado medio puede llegar a pagar hasta 2.000 euros de más, advirtió la entidad.

Para aclarar la confusión existente entre los contribuyentes sobre el pago de los 400 euros, la institución recordó que esta cantidad es sólo una reducción de impuestos del año 2008 a la que tienen derecho los trabajadores, pensionistas y todos aquellos que realizan una actividad económica.

En este sentido, tanto los trabajadores por cuenta ajena como por cuenta propia tendrán, como máximo, 200 euros menos de retención en la nómina del mes de junio, mientras que la cantidad restante se prorrateará en las nóminas de julio a diciembre hasta un tope de 400 euros.

A los empresarios o personas físicas que ejercen actividad económica se les restará en las liquidaciones que hagan a Hacienda a partir del mes de junio.

El Colegio Oficial de Gestores Administrativos de Galicia también informó de que la mayoría de las empresas “tienen que invertir mucho tiempo y dinero en la modificación de los programas para poder aplicar dicha reducción”.

Fuente: EFE

Mejores hipotecas a interés variable

Información ofrecida por: Logotipo Bankimia

  • Ha ocurrido un error, probablemente el feed esté caído. Inténtalo de nuevo más tarde.